La voluntad de “la mayoría”, y la voluntad de Dios


Por Josué I. Hernández


Los pecadores siempre están tratando de borrar la distinción entre lo correcto y lo incorrecto. Esto no es algo nuevo en la historia (Prov. 17:15; Is. 5:20; Ez. 13:22), y es algo sobresaliente en nuestra cultura con temas tales como el aborto, donde la mayoría ejerce su poder, a pesar del derecho constitucional por la vida.
Obviamente, con una cosmovisión bíblica, lo correcto e incorrecto no están determinados por la mayoría de alguna “democracia”. Es más, muchas veces el proceder de “la mayoría” puede convertirse en una suerte de agresiva “dictadura”, a pesar de pretenderse como una acción democrática.
Sin embargo, lo correcto y lo incorrecto existen porque Dios existe. Dios es la fuente de la moralidad (1 Ped. 1:15,16).

Hay buenas razones para creer en la existencia de Dios, así como hay buenas razones para creer que la Biblia es su palabra. Debido a lo anterior, con la Biblia abierta podemos afirmar lo siguiente:
  1. Jesucristo tiene toda autoridad (Mat. 28:18) y él es el Señor (Hech. 2:36; Fil. 2:10,11). Por lo tanto, el ser humano no puede ser señor de su camino (Jer. 10:23).
  2. Lo malo afirmado mil veces no se convierte en algo bueno (cf. Ex. 23:2; Mat. 7:13,14).
  3. La mayoría siempre ha estado equivocada, y ha seguido el camino equivocado (Gen. 6:5-8; Mat. 24:37-39; Luc. 17:28,29). La verdad de Dios nunca ha sido popular, sin embargo, es poderosa (Jn. 8:32; 17:17).


Entradas populares de este blog

¿Somos salvos solamente por la fe?

Local de reuniones

¿Nos reconoceremos en el cielo?

¿Cuándo Es Consumado el Matrimonio?

Los Diezmos

El plan bíblico de salvación

“SANTOS”

Hoy más que nunca, predicar “a Cristo” requiere que prediquemos acerca de la iglesia local, su organización y su obra

“He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre” (Sal. 51:5)

“Escrito Está”